Originalidad Made in Spain

Conocidos por nuestra elaboración artesanal desde 1989 la casa Kaid & Izo mantiene su espíritu unido a la apuesta por jóvenes talentos. Fabricados en Crevillente,  al sur de Alicante, sede nacional de los mejores zapateros, cada uno de nuestros modelos son analizados y tratados como pequeñas joyas.

Diseños únicos

Defendemos la premisa de un stock reducido creando diseños nuevos cada temporada. Nuestro equipo analiza las nuevas tendencias y crea modelos exclusivos para que nuestro cliente sienta que ha sido fabricado específicamente para él. Combinamos una gran calidad de piel vacuna con acabados finales muy diferentes, desde textura de cocodrilo, serpiente, serraje o pelo de potro entre otras.  Por razones éticas, no empleamos pieles de animales exóticos.

Calidad y comodidad

Los dos conceptos principales que hemos mantenido durante todos estos años. Nuestras hormas son únicas y por ello solo contamos con una media de 5 hormas diferentes cada temporada variando el acabado final y las pieles que empleamos. Gracias a esto y los materiales utilizados la comodidad es absoluta.

Trabajamos con los mejores

Nuestra fábrica nació en 1989 para cubrir una demanda de calzado autoclave y vulcanizado, que en España había dejado prácticamente de fabricarse. Ya en sus inicios comenzamos a trabajar con firmas de renombre mundial como Stuart Whitman, Chanel o Loewe entre otras. Motivo por el cual nos sentimos plenamente satisfechos.

Trabajar con una clientela tan prestigiosa ha hecho crecer nuestras exigencias profesionales, hasta lograr satisfacer los niveles demandados y superar con éxito los elevados controles de calidad.

En la actualidad estamos orgullosos y podemos presumir de que nuestros productos están en los mejores escaparates del mundo, bien con las marcas de nuestros clientes, o bien como marca propia con Kaid & Izo.

Nuestro know-how: Tradición & Innovación

Nuestro know how, perpetuado durante varias décadas, no sólo se ha ido transmitiendo en su plenitud sino que ha sabido además adaptarse a los nuevos tiempos resultando una combinación perfecta entre las antiguas técnicas tradicionales y las más actuales.

Como base de los conocimientos transmitidos a lo largo de nuestra historia, está el saber hacer de una fabricación artesana del calzado autoclave haciendo que cada zapato sea tratado de una manera especial.